jueves, 12 de septiembre de 2013

Cómo hacer un pastel de lunares (polka dot cake)

He estado aprovechando mis últimos días de vacaciones para experimentar en la cocina.
Llevaba tiempo queriendo probar con masas nuevas... Sabores, texturas, colores... Y por fin he tenido la oportunidad que esperaba: ¡estar sola en casa!
El primer pastel de la lista de "pasteles-que-quiero-probar-hacer-cuando-tenga-tiempo" era el polka dot cake o en mi traducción al castellano, pastel de lunares.


Para el bizcocho, no me compliqué la vida, hice un clásico y básico bizcocho cuatro cuartos. Por si alguien no lo sabe, el bizcocho cuatro cuartos se llama así porque cada ingredientes representa 1 cuarto de la receta. Hice la receta triplicada para lograr la cantidad de bizcocho que necesitaba para las bolitas y para llenar 3 moldes de 18 cm.


200 gr de mantequilla
200 gr de azúcar
4 huevos
200 gr de harina
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de  esencia de vainilla

Preparación

Batimos la mantequilla con el azúcar, ponemos los huevos, uno a uno, batimos. Añadimos la esencia, la incorporamos a la mezcla y por último, agregamos la harina tamizada con la levadura. Removemos sólo lo necesario para obtener una mezcla homogénea, si se bate demasiado la masa puede apelmazar. Se hornea durante unos 35-40 minutos, o hasta que al pincharlo con un palillo en el centro, el palillo salga limpio.

Para las bolitas he usado el "cake pop maker".
Con la receta de cuatro cuartos repartida en tres tonos de rosa. He usado el mismo colorante rosa, de Wilton, poniendo más o menos cantidad de colorante para obtener los tonos de rosa que quería. Además, a cada masa rosa le he echado un cucharada de pasta de fresita del bosque, para saborizar, ya que el color rosa dentro de la masa induce a esperar un sabor diferente al de la masa blanca.




Una vez tenemos las bolitas hechas, las ponemos en el molde y lo llenamos con la masa blanca. Lo llevamos al horno. He usado un molde untado con mantequilla y he espolvoreado con un poco de harina.




 Veréis que a medida que sube la masa, las bolitas suben, yo me he asustado, pero no pasa nada, porque luego podemos cortar un poco la parte irregular para nivelar el bizcocho y además, daremos la vuelta al pastel  de modo que usaremos la parte del fondo del molde, el lado más plano. 
Yo he puesto 6 bolitas por molde, pero mi recomendación, después de ver el resultado es: llenad el molde con todas las bolitas que quepan, el resultado será más bonito.


Con los tres bizcochos hechos y fríos, he usado un merengue suizo de fresas con mascarpone y voilà!


Pero os digo una cosa... me ha quedado inmenso! En la foto no se aprecia tanto, pero el pastel quedó altísimo con los 3 bizcochos apilados. 

¡Espero que os animéis a probarlo!

'Beijinhos'

Raquel

11 comentarios:

  1. Me parece un pastel genial, queda muy bonito. Un beso

    ResponderEliminar
  2. que tarta tan monisma, por dentro y por fuera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Irene! Aunque, creo que con más bolitas quedará más bonito.
      Beijinhos

      Eliminar
  3. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
  4. esta geniaal!! pero tengo una duda...las bolitas al ser cocinadas dos veces no quedan mas duras que el resto del bizcochoo o hay que hornearlas mmenos tiempo...

    ResponderEliminar
  5. Y si no tengo para hornear las bolitas,,, ups no hay otra manera... de hacerlo

    ResponderEliminar
  6. https://miyomasdulce.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario, me llenan de alegría leerlos y me motivan a continuar compartiendo mis experimentos reposteros!'Beijinhos' Raquel