miércoles, 29 de febrero de 2012

Oferta 2x1:Pastel de Caramelo, típico de Portugal, y su versión cupcake, típico de Raquel


No soy portuguesa. Quizás tenga algún antepasado portugués distante. Aunque de vez en cuando hablo de Portugal y de su repostería, quería aclarar que soy muy, muuuy brasileña. Lo que pasa es que a veces es inevitable no hablar de la influencia ejercida por Portugal en la repostería de sus antiguas colonias.

Marco, yo y nuestra hummersine jajajaja...
Los brasileños somos golosos, síííí...Es cierto! ¿Pero cómo no serlo cuando tu país fue colonizado por los portugueses? La receta de hoy es la preferida de mi amigo Marco, portugués de Moledo, en PORTO.

No, no me equivocado, en portugués se dice PORTO la letra "o" a la que estáis acostumbrados a ver en "oporto" es en realidad el artículo que acompanha algunos nombres de lugares en portugués, vamos es como si dijéramos "el Porto" en castellano. Podría seguir explicando el uso de los artículos en portugués, peeeero creo que os gustará más si dejo ya de enrollarme con la gramática y paso a explicaros la receta de este delicioso pastel del país de Camões.

La receta que he seguido es del blog Culinário de Ana Condinho y el pastel me quedó perfecto! Además  del pastel, he hecho una versión de cupcakes de caramelo :-) 


PASTEL DE CARAMELO PORTUGUÉS (Bolo de caramelo português)


Ingredientes: 
Para el caramelo:
- 100 gr de azúcar
- 1/2 taza de leche
Para el bizcocho:
- 1 taza de mantequilla
- 1 taza de azúcar
- 3 huevos
- 2 tazas colmadas de harina
- 1 cucharadita de levadura
Para el relleno-cobertura:
- 250 gr de azúcar
- 3 cucharadas soperas de mantequilla
- 1 taza de leche
- 1 taza de nueces troceadas

Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC y untar el molde que se va utilizar para el pastel con mantequilla, forrando el fondo del molde con papel para hornear (papel vegetal).

Primero haremos un caramelo con el azúcar y en seguida lo disolvemos con la leche.

Batimos la mantequilla con el azúcar, luego agregamos las yemas, en seguida la harina con la levadura, alternándola con la leche con caramelo. Por último, añadimos con suavidad las clara a punto de nieve y ponemos la mezcla para hornear en un molde untado con mantequilla y con el fondo forrado de papel para hornear, por unos 45-50 minutos. Como siempre, el tiempo de horneado dependerá del horno que tenemos, pero si pinchamos el centro del pastel con un palillo y éste sale limpio, es que el pastel está listo. Sacamos el bizcocho del horno y lo dejamos enfriar 10 minutos en el molde. En seguida lo desmoldamos y dejamos que se enfríe por completo.

Si hacemos la versión cupcakes, el horneado se reduce a unos 20-25 minutos. Pasado este tiempo, los sacamos del horno, los dejamos enfriar en el molde por 5 minutos y luego los sacamos del molde y los dejamos sobre una rejilla de pastelería para que acaben de enfriarse. Este procedimiento ayuda a que las cápsulas de papel no se suelten de los cupcakes. En mi caso, probé hacerlos sin papel, directamente en el molde para cupcakes.


Mientras estamos horneando el pastel, prepararemos el relleno-cobertura de caramelo y nueces. Prepararemos un caramelo con el azúcar, dejamos que se enfríe un poco, le añadimos la mantequilla, lo removemos y llevamos esta mezcla al fuego. Poco a poco añadiremos la leche, sin parar de remover, hasta que la mezcla se quede espesa, densa. La sacamos del fuego y agregamos las nueces troceadas.

Cuando el bizcocho se haya enfriado por completo, si queremos rellenarlo, lo cortamos por la mitad y esparcimos parte del relleno-cobertura de caramelo y nueces y volvemos a poner la otra mitad del bizcocho, formando un sándwich. Yo no lo rellené, porque era la primera vez que lo hacía y quería probar por separado el gusto del bizcocho, pero debe de quedar riquísimo rellenado! Aquí tenéis un truco para cortar el bizcocho, si no sabéis como  hacerlo. Por último, esparcimos esta misma mezcla sobre la superficie del bizcocho.

En el caso de los cupcakes utilicé la mezcla de relleno-cobertura de caramelo como relleno,  preparé un Merengue Suizo de nocilla para la cobertura y para decorarlos puse una pelotita del relleno cobertura de caramelo. He seguido la receta del merengue suizo de nocilla de Ivana de Cupcakes a diario, pero en lugar de hacerlo con la nocilla blanca, lo hice con la de chocolate. ¡Queda divino!


Esta es la receta:


Las dos versiones quedan DELICIOSAS, sea en pastel, sea en cupcake. Aunque pueda parecer que es una receta empalagosa, no es cierto! Queda muy rica, suave y para nada empalagosa! Y este es el peligro! Porque es delicioso! No sé calcular cuántas calorias tendrá, pero como dice una canción brasileña "todo lo que me gusta es inmoral, ilegal o ENGORDA!" Vamos que no es una receta para hacer cada finde... Aunque, entrarán las ganas de repetirlo.
Bueno, me quedo por aquí, que el post 2 por 1 me ha salido larguísimo!

BEIJINHOSSSSS de caramelo a tod@s!

Raquel

6 comentarios:

  1. Ui madre mia que pinta el pastel este!!!!
    Encima a estas horas... y con lo que me gusta a mi el caramelo!!!!
    Un besito y sigue así, que tienes recetas muy buenas!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias helen!!! Pruébalo que está RIQUÍSIMO!

      Eliminar
  2. Hola Raquel, las dos versiones tienen muy buena pinta, así que me apunto a probar las dos. Yo también iré a Expotarta así que seguro nos veremos por allí. Hablamos entonces. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bieeeenn!! Seremos unas cuantas bloguera de Barcelona allí! Nos hablamos! Beijinhos

      Eliminar
  3. Ualaaaaa¡¡¡ Raquel es que todo lo que haces tiene que estar tan rico??? eres un peligro guapa,tiene que estar de vicio con su caramelito ummmmm se me hace la boca agua,besitos guapisima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonia! Tus palabras son siempre muy motivadoras!
      Beijinhos

      Eliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario, me llenan de alegría leerlos y me motivan a continuar compartiendo mis experimentos reposteros!'Beijinhos' Raquel